lunes, 3 de noviembre de 2014

Premios Nocte 2014

El viernes 31 de octubre, aprovechando la celebración de la Semana Gótica de Madrid, tuvo lugar la entrega de los Premios Nocte 2014, entregados a las mejores obras de terror publicadas en 2013.

Como os comentaba hace unos días, mi relato Espina de Cristo optaba al galardón en la categoría de mejor relato nacional, pero finalmente el premio recayó sobre José María Tamparillas y su texto La mirada del Dodo, perteneciente a la antología Anatomías secretas, coordinada por el grupo de autores La hermandad de Poe. Desde aquí, mi sincera enhorabuena al ganador.

Me hubiera gustado traerme el premio para Murcia, claro. Sin embargo, estar entre los candidatos ya supone una satisfacción enorme, teniendo en cuenta los nombres con los que me codeaba.

Además, la "derrota" viene endulzada por la victoria de Darío Vilas  (grandísimo autor, y mejor amigo aún) en la categoría de Mejor Novela Nacional. El hombre que nunca sacrificaba gallinas viejas fue elegida por la asociación como la mejor del año. Supone un reconocimiento más que merecido a un autor que viene demostrando hace años que el terror no está reñido con la exquisitez de estilo, que se puede asustar sin recurrir a tópicos ni a refritos, que el terror tiene más caras que las que aparecen entre las máscaras más vendidas en Halloween. Que un escritor, mientras tenga una voz propia, rotunda y depurada puede escribir lo que quiera.

Premiar a El hombre que nunca sacrificaba gallinas viejas creo que es apostar por una literatura viva, inclasificable, prosa desde las entrañas. Aquí os dejo el enlace a la entrada que le dediqué a la novela.

El resto del palmarés de los Premios Nocte 2014 lo componen: Santiago Eximeno que se llevó la distinción a mejor antología de relatos por Umbría. Mark Z. Danielewski como autor del mejor libro extranjero con “La casa de las Hojas”. La Editorial Valdemar fue el Premio Honorífico 2014. La categoría de mejor relato extranjero quedó desierta. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario