martes, 6 de septiembre de 2011

Bienvenidos

«Con un crujido sempiterno la gigantesca roca de la entrada, como poseedora de vida propia, se hace a un lado revelando así una oquedad en la falda de la montaña. La boca del túnel, horadada en la fría piedra, exhala un aliento húmedo con el que la cueva da la bienvenida a los soñadores. Abajo, muy abajo, perdido entre los intestinos de roca, estoy yo, aguardando la compañía de quien quiera escuchar mis historias.»

Extracto de «Entrada al reino de los sueños», por El Corintio



*****

Siempre me ha fascinado Neil Gaiman. Un autor que ha enriquecido como pocos la litaratura fantástica contemporánea. Muchas de sus obras me han inspirado en cientos de ocasiones y como escritor en ciernes enamorado de ese género me ha parecido de lo más oportuno dedicarle un guiño en la apertura de mi blog. A él y a la que, a mi parecer, es una de sus creaciones más temibles (y cautivadoras): El Corintio (cuya simpática imagen podéis ver a la izquierda).
Ésa es la piel que he decidido enfundarme para hablaros desde el ciberespacio: la de una pesadilla escapada de los dominios de Morfeo. Porque creo que, en esto de la literatura, los sueños -tanto los que nos embargan cuando cerramos los ojos y la conciencia parte hacia costas lejanas, como aquellos a los que llamamos «esperanzas»- tienen mucho que ver... Y también, qué narices, porque el personaje mola mogollón y el nombre para el blog es pegadizo.

¿Sobre qué voy a escribir? No lo sé, soy novato. Sobre literatura, supongo. Sobre los éxitos y los fracasos que me vaya encontrando. Sobre la cantidad de compañeros (ahora amigos) con los que comparto muchos de esos sueños y que he tenido la suerte de conocer. Sobre proyectos que no siempre se verán realizados, sobre cosillas que vaya consiguiendo publicar, así como las que publiquen esos buenos amigos de los que os he hablado. Sobre libros, autores, relatos, sueños y pesadillas que me inspiren... Sobre cualquier cosa que me venga en gana, básicamente (recordad, de guarida para adentro es el Corintio quien manda).

Así que estáis invitados a coger una tea y descender por las entrañas de la Tierra hasta encontraros con el Corintio. Si, ya sé, hace frío, está oscuro y corretean las alimañas por doquier, pero si conseguís sobreponeros a todo eso, ¿quién sabe? Quizás encontréis en esta gruta un plácido remanso en el que las tinieblas os arropen y los aullidos de los lobos sean dulces melodías. Y quizás acabemos contándonos cuentos, viejas historias de terror, emocionantes narraciones de fantasía, sentados todos al calor de nuestros sueños.

Bienvenidos.

C.

6 comentarios:

  1. Pues aquí uno que te ha de seguir fielmente. Deseando estoy ya poder difrutar de esos, a buen seguro, magníficos posts.
    Un abrazo, amigo.

    P.S.- EL blog tiene una pinta fabulosa

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Gervasio, intentaré no defraudarte.

    C.

    ResponderEliminar
  3. Y yo, ¿ qué quieres que te diga ?.....Aqui estaré para lo que buenamente pueda colaborar; y espero consumir muchas teas en esa guarida para seguirte hasta el final. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, espero tener cosas interesantes que contar.

    C.

    ResponderEliminar
  5. Coño, pues sí que mola el estilo este pop-comiquero... Enlazando a mi Tierra de Bardos...

    ResponderEliminar
  6. Esta muy chulo, mucho ánimo para seguir escribiendo cositas.

    ResponderEliminar